Esta es la mejor estación del año para poner en alquiler un piso de tu casa o un departamento. Vive con mayor libertad generando ingresos sin tener que trabajar. Este es un sueño que todos podemos cumplir si lo hacemos bien, para eso te dejamos los siguientes consejos para que alquiles tu inmueble.

 

Los beneficios de un buen inquilino

Uno de nuestras mayores preocupaciones al momento de poner en alquiler nuestra vivienda es esperar a que nuestro inquilino sea responsable. Los beneficios de tener un buen inquilino son muchos, por ejemplo:

  • Recibir puntual el pago del mes
  • Cuidará la integridad de tu vivienda
  • Cumplirá al pie de la letra el contrato
  • Evitarás problemas legales y recurrir a un abogado

¿Cómo podemos atraer al inquilino ideal? Aquí te dejamos algunos tips.

 

Un buen contrato con asesoramiento profesional

Invertir en asesoramiento profesional puede ahorrarte juicios, inquilinos morosos, usurpación y una lista interminable de pesadilla. Un profesional te ayudará a ajustar el precio, las cláusulas del contrato que te protegerán a ti y a tu vivienda, garantías, plazos de pago; en resumen, ahorrarás tiempo y dinero.

 

Elige a tu cliente ideal

Debemos establecer un perfil de inquilino ideal. Para eso estudiaremos el mercado y conoceremos a fondo nuestra casa. Imaginemos que somos dueños de un departamento cerca de una universidad, quizás nos convenga alquilarlo sólo a universitarios. Nos conviene invertir en wifi y en algunos muebles, ya que los universitarios solo alquilarán por algunos meses.

Por otro lado, si nuestra vivienda se encuentra en una zona residencial, cerca de colegios y supermercados, lo más probable es que familias quieran alquilarla. Pensemos en espacios en blanco y sin muebles, ya que las familias suelen traer los propios y firmar contratos por años.

Ahora que ya conoces las características de tu vivienda y el perfil de tu inquilino, es hora de buscarlo a través de los medios que ellos más consumen, ya sean redes sociales o los clasificados del diario local.

 

Pide las garantías necesarias

Tal como te aconsejará el profesional, en el contrato solicitarán 1 o 2 meses de garantía. Esto cubrirán los daños que puedan haber ocurrido cuando el inquilino decida irse. Para que esto se cumpla, no olvides tomar fotos de tu vivienda el día que la entregas.

 

Nada de objetos personales

Te recomendamos encarecidamente que saques todas las fotografías y objetos personales. Deja sólo los muebles necesarios y pinta las paredes de colores neutros (el blanco es ideal para estos casos).

Debemos arreglar los desperfectos para que el precio de alquiler no baje. Preséntalo limpio y, si el contrato es por un tiempo largo, conviene ofrecer opciones de decoración o dejarle ciertas libertades a los próximos inquilinos.

 

PD: Síguenos en nuestras redes sociales:

Logo facebook PEI BLOG RRSS   

 

Teléfonos:  223 2635  |  989 494 392

Correo: contacto@pei.pe

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *